Los hombres de las novelas románticas

hombres en novelas románticas clichés

No importa si te gusta leer novelas románticas gay o con parejas heterosexuales, todas ellas están llenas de clichés y expectativas sobre el papel de un hombre en una historia de amor. En este artículo hablamos de los distintos tipos de hombres en las novelas románticas, sus características, lo que buscan y cómo lo consiguen. Te pueden servir para elegir a tus personajes si estás pensando en escribir una novela o, simplemente, para saber a qué historias de amor eres más adicta. ¡Cuidado, que en la vida real ya me he encontrado a más de un ejemplar de estos!

1) El caballero andante

estereotipo de principe azul novela romantica

Esta lista de hombres – cliché no podía empezar de otra manera- Todas hemos soñado en algún momento de nuestra vida con un hombre guapo y elegante que nos venga a rescatar de nuestra anodina vida. Un hombre de esos perfectos, que parece que lo hacen todo bien. A mí me aburren un poco, la verdad, pero es innegable que tanto la literatura como el cine están llenos de estos personajes.

  • Características: pelo perfecto, sonrisa perfecta… todo perfecto. El típico hombre que enamoraría a tu madre en la cena de Navidad y ese del que siempre está hablando incluso aunque lo hayáis dejado hace años.
  • Qué buscan: Mujeres igualmente perfectas, quizás un poco inseguras y torponas pero, desde luego, de esas que llevan el pelo igual de impecable que ellos.
  • Sus armas de seducción: Sin esforzarse. Les viene todo rodado, siempre saben qué decir y qué hacer, así que no tienen que intentarlo demasiado antes de que caigamos en sus redes.

2) El malote de buen corazón

estereotipo cliché del chico malote en romantica

Otro clásico que no podía faltar. Desde la época de Grease con la gomina y las chaquetas de cuero, los malotes han invadido la ficción romántica. Van de duros pero, en el fondo, son un cacho de pan con ojos que se dejaría el sueldo por sacarte el peluche que te gusta en la feria.

  • Características: En un inicio parecen chulos, quizás hasta un poquito bordes, pero es porque no quieren exponerse demasiado. Luego harán algo que demuestre que son más buenos que el pan.
  • Qué buscan: Se sienten atraídos por la típica “chica buena” (o chico). La buena estudiante, obediente y cumplidora que cae bien a todo el mundo y que nunca se enfada con nadie (a excepción de ellos, claro).
  • Sus armas de seducción: : Demostrar, en un momento clave, su buen corazón.

3) El tímido inseguro

cliché del chico timido en las novelas romanticas

Sin duda, mi favorito. Casi todas mis novelas tienen algún personaje que responde a este chiclé. Un chico tímido, con poca autoestima y muchas inseguridades que no se atreve a dar el paso para confesar su amor al chico o chica del que está perdidamente enamorado y que (probablemente) ni siquiera sabe que existe.

  • Características: Es mucho mejor de lo que piensa, todxs lo sabemos menos ellos. Hablan poco, piensan mucho y en el fondo son muy graciosos. Se ponen rojos a la primera insinuación y puede que no respondan enseguida pero, si te desean, acabarán por hacértelo saber.
  • Qué buscan: Normalmente se sienten atraídos por hombres y mujeres que son su polo opuesto: divertidos, sexys y sin pelos en la lengua. Sienten que no están a la altura y eso les trae por la calle de la amargura.
  • Sus armas de seducción: : En vaso se va llenando de silencios y cobardías e irremediablemente, llega el día en que se desborda. Y cuando se desborda… prepárate que vienen curvas.

4) El que no se quiere enamorar peeeerooo…

estereotipo historia romantica chico que no se quiere enamorar

Él mismo lo dice, es alérgico al amor y sin embargo la vida se empeña en ponerle delante hombres y mujeres que hacen que su corazón lata más rápido de lo debido.

  • Características: Cuando conoce a un chico o chica que le gusta, huye. Sin más. Puede ser borde, como el chico malote pero, sobre todo, es esquivo. Parece que tiene un mundo interior al que los demás no tenemos acceso.
  • Qué buscan: No enamorarse, pero no siempre se puede tener lo que se quiere. Se acabarán fijando en la chica que sabe ver más allá de su coraza.
  • Sus armas de seducción: Indirectas. Intentan ser huidizos y bordes pero acaban resultando tiernos. Más que seducir, son seducidos por una chica con buenas intenciones y grandes dosis de paciencia.

5) El que lleva toda la vida enamorado en silencio

estereotipo del mejor amigo enamorado

Generalmente es el mejor amigo de toda la vida. Un chico bueno, pero bueno de verdad, del que no esperas mucho y del que no imaginas que lleve toda la vida colado por tus huesos. Tus amigas no entienden que no estéis juntos con la de cosas que tenéis en común, pero ara ti es invisible.

  • Características: Un chico normal, ni alto ni bajo, ni guapo ni feo. Te escucha, te entiende, te conoce y te hace reír, pero tú solo le ves como un amigo y aprovechas para contarle todas tus conquistas. El pobre sufre en silencio preguntándose si algún día te darás cuenta o él tendrá el valor para declararse.
  • Qué buscan: Conquistar a la mujer /hombre de su vida, sin darse cuenta de que hay más peces en el mar. No es bueno obcecarse tampoco.
  • Sus armas de seducción: Saben escuchar, te conocen como nadie y siempre están dispuestos a echarte una mano. ¡Amiga, quédate con estos, que son los buenos!

6) El cachitas

estereotipo de hombre obsesionado por su aspecto narcisista cliche de la romantica

Está bueno y lo sabe. Sabe que tú le deseas y que tus amigas también. No nos ofrece grandes historias de amor pero es perfecto para superar una ruptura y pasarlo bien… un rato. El secundario necesario en toda novela romántica.

  • Características: Guapo musculado con amor por su suscripción al gimnasio y los batidos de proteínas. No sabemos a qué se dedica cuando no está cultivando su cuerpo serrano pero no nos importa porque… es tan guapo (suspiro).
  • Qué buscan: Alguien que les adore y que les recuerde lo maravillosos que son. La monogamia no suele ser lo suyo, prefieren una colectividad de seguidores (o un harén).
  • Sus armas de seducción: Su físico. Aparte de eso, no suele tener mucho más que ofrecer.

7) El Casanova

cliché de la novela romántica Casanova

Ya te lo dice tu madre: “ándate con ojo con ese”. Y tú ni caso. ¿Por qué suspiramos por hombres que desde lejos se ve que no nos van a traer nada bueno? Casanova no cae bien ni a tu familia ni a tus amigas porque todos, menos tú, se han dado cuenta de que palo cojea.

  • Características: Pudiera ser que tuviese novia o que simplemente no esté tan interesado en ti como te gustaría. El caso es que, una vez que te ha conquistado, nunca llama cuando dice que va a llamar, te cambia los planes sin ningún pudor y, desde luego, no te trata como mereces. ¡Amiga date cuenta!
  • Qué buscan: Tocar la moral. Bueno, en realidad no; no les importas tanto como para querer molestarte a propósito, solo quieren sumar tu nombre a la larga lista de sus conquistas. Disfrutan con la atención tanto de hombres como de mujeres, pero en el fondo son unos narcisistas que no se cuelan por nadie porque ya están profundamente enamorados: de ellos mismos.
  • Sus armas de seducción: De libro. Frases galantes, apariencia cuidada y toda la atención del mundo… hasta que caes en las redes. Después, si te he visto, no me acuerdo.

Estos son los 7 tipos de hombres más habituales en las novelas románticas. ¿En qué libros crees que aparece cada ejemplar? ¿Te los has cruzado en la vida real? Por favor, recuerda que esto son solo clichés, la personalidad humana es mucho más complicada, pero los clichés son divertidos. Volveremos en breve con más temas relacionados con las novelas románticas, la ficción gay y mucho más.

¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *