Escribir una novela: Fichas de personajes

Escribir una novela personajes fichas como describir personajes

Los personajes son, sin duda, uno de los elementos clave de tu novela. De ellos depende que la historia que tú tienes en la cabeza cobre vida y sea creíble a los ojos del lector. Aunque hay muchos tipos de personajes y muchas maneras de crearlos, te cuento una técnica que a mí me funciona. Si te animas y la pruebas no dudes en dejarme un comentario en el post o a través de redes sociales.

Conocer a los personajes

Conocer a tus personajes es clave por dos motivos fundamentales: por un lado, para que resulten creíbles al lector y , por otro, para que la historia de cada personaje tenga coherencia dentro de la trama global de la novela.

En muchas ocasiones los escritores damos por hecho que conocemos al dedillo a nuestros personajes, que tenemos todos los datos en la cabeza y que no nos hace falta apuntar nada. Alerta Spoiler: nos equivocamos.

Todos (y yo ya primera) hemos pecado de esto y, créeme, darte cuenta cuando llevas media novela escrita de que X característica de tu personaje no tiene sentido con lo que le pasa en el capítulo 20 no tiene ninguna gracia. Te obliga a volver hacia atrás, corregir y volver a escribir partes de la novela que seguro que no querías tocar. Es la Ley de Murphy.

Por eso, la técnica que te doy a continuación a mí me ha sido útil, no me lleva demasiado tiempo y me ha salvado de un par de cagadas gordas.

Las fichas de personajes

Crea tus personajes para escribir una novela con estas fichas

Esta técnica consiste en “fichar” a tus personajes como si fueses un policía con una serie de detenidos. Consiste en hacer una ficha de los personajes con los datos que tú consideres más relevantes.

Esta ficha del personaje puede ser tan extensa como quieras, aunque te recomiendo que no te vuelvas loco o loca en un principio. Recuerda que siempre estás a tiempo de completarla según la historia vaya hacia delante.

Mis fichas de personajes suelen incluir los siguientes datos:

  • Nombre
  • Apellidos
  • Relación con el protagonista o en la trama
  • Edad
  • Trabajo / Estudios
  • Breve descripción física
  • Descripción del carácter
  • Aficiones, le gusta / no le gusta

También puedes hacerla más extensa y que incluya datos como, por ejemplo:

  • Altura
  • Peso
  • Complexión física
  • Domicilio
  • Puntos fuertes
  • Puntos débiles
  • Características especiales
  • Familia
  • Biografía (infancia, adolescencia, estudios…)
  • Acontecimientos que le ocurren a lo largo de la novela y cómo le afectan

Prueba esta técnica la próxima vez que tengas que crear un personaje y déjame saber qué te ha parecido.

¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *