Camp NaNoWriMo: Mi experiencia (Parte 1)

Camp NanoWrimo qué es como apuntarte consejos opiniones

Aprovechando que acabamos de pasar el Ecuador del mes, me apetece hablar de algo que he probado por primera vez en julio. Se trata del Camp NaNoWriMo, el hermano pequeño del NaNoWriMo, es decir, el National Novel Writing Month. En este artículo os cuento mi experiencia en estas dos semanas que llevamos de campamento.

¿Qué son el NaNoWriMo y el Camp NaNoWriMo?

El National Novel Writing Month (NaNoWriMo) es un evento global que se celebra del 1 al 30 de noviembre. Consiste en escribir en ese mes 50.000 palabras. La idea detrás de esta cifra aleatoria es que, escribiendo 1667 palabras al día, para el final de noviembre hayas escrito una novela o, al menos, estés muy cerca de ello.

Nanowrimo National Novel Writing Month

El NaNoWriMo lleva años celebrándose con gran éxito y es por ello que, más recientemente, han comenzado los Camp NaNoWriMo. Estos “campamentos de escritura” se celebran en los meses de abril y julio.

La idea detrás de los Camp Nano es básicamente la misma que la de noviembre: escribir. La principal diferencia entre ambos tipos de eventos, consiste en que, mientras que en el NaNoWriMo oficial (en noviembre) la cifra a escribir son 50.000 palabras, en los Camp Nano eres tú quien decide la cifra a la que vas a intentar llegar.

¿Cómo formar parte?

Formar parte de cualquiera de los NaNoWriMo es muy fácil. Tan solo debes registrarte en la web https://nanowrimo.org/, en la que deberás ir registrando el número de palabras que vas escribiendo. Es decir, no es una plataforma para que tú subas ahí tu novela (como sería el caso de Whattpad), si no que tan solo registras cuánto escribes.

De este modo, nadie tiene que leer tu novela. De echo, lo que escribas, ni siquiera tiene que ser una novela. Pueden ser artículos (como este post), un diario, lo que quieras. Lo importante es coger el hábito de escribir y mantenerlo durante un mes.

Mi experiencia

Como escribir diálogos en tu novela

Siendo una persona que escribe a diario (los frutos de este trabajo los podéis ver en la sección “Mis libros“), me figuré que escribir 1667 palabras diarias tampoco sería tan difícil. Error.

Llevamos la mitad del Camp Nano hecho y todavía no he llegado a las 20.000 palabras (mi cuenta actual está en 19.075). Durante este mes de julio me he dado cuenta de varios errores que he cometido y que me gustaría solventar para volverlo a intentar en el Camp NaNoWriMo oficial (porque a las 50.000 palabras no voy a llegar y a mí no me gusta perder ni a la oca).

Los errores que cometí en el Camp NanoWriMo

1) Empezar sin tener las ideas claras

En junio terminé mi relato erótico “Jefe y sumiso” y entre en el mes de julio sin una idea concreta de cuál iba a ser mi próximo movimiento. Tenía mi carpeta de ideas y alguna anotación en la libreta que llevo siempre conmigo, pero no una idea clara ni mucho menos un esquema ni una estructura.

Esto hizo que durante la primera semana del campamento me dedicase a vagar como alma en pena en busca de la inspiración. Escribí algo, pero poca cosa y a trompicones.

2) Falta de constancia

Como no se me ocurría gran cosa que escribir, los primeros días no llegué ni de lejos a las 1667 palabras diarias que hay que escribir. ¿Cuál es el problema? Pues que esas palabras no escritas se van apilando y la bola de nieve crece y crece hasta que te encuentras que tienes que escribir 2000 palabras diarias o más si quieres llegar a las 50.000 a final de mes. Y tú escribes rápido, pero no tanto.

3) No tener en cuenta el calendario

organizarte es clave para superar un nanowrimo

Antes de empezar el Camp Nano, si tu me preguntabas, yo te decía que escribía todos los días. Y en mi cabeza era verdad. Yo escribía religiosamente todos los días, de lunes a viernes (salvo contadas excepciones). Sin embargo, los fines de semana, aunque podía escribir algo, tenía otras prioridades. Vamos, que de siete días que tiene la semana, yo escribía 5.

¿Qué ha pasado? Que llega el NaNoWriMo y hay que escribir todos los días. Y cuando digo todos, son todos. De lunes a domingo, incluyendo el cumpleaños de tu madre (felicidades mamá).

Y si el fin de semana decides no escribir, pasa lo que comentaba en el punto anterior: las palabras se van acumulando y al final te desanimas porque tienes que cumplir un cupo diario (7 días a la semana) al que es difícil llegar.

4) Ponerte la meta de palabras al tun-tún

Para julio, yo me puse 2 metas: escribir 50.000 palabras y corregir otras 50.000. ¿Que por qué? Porque sí. Es decir, puse 50.000 como podía haber puesto cualquier otra cosa, porque mis metas tampoco las planeé con antelación.

¿En noviembre eran 50.000 palabras? Pues yo 50.000 para escribir y 50.000 para corregir (unos relatos que quiero publicar este verano).

Para la próxima, ya que en abril y julio te dejan elegir la meta que quieras y no está impuesta como en noviembre, creo que debería darle un par de vueltas antes de poner números aleatorios.

¿Qué he hecho?

falta de organización en el camp nanowrimo

Visto lo anterior, me empecé a desanimar con el Nano. No iba a llegar a las 50.000 palabras que me había puesto como meta y pensé en dejarlo y tomarme lo que quedaba del mes de vacaciones.

Sin embargo, al final he optado por reducir mi “goal” a 40.000 palabras y seguir escribiendo. Al quitarme un 20% de lo que tengo que escribir, mi cupo diario ya es más asequible y desde que hice el reajuste la verdad es que me va bien. ¿Es trampa? Evidentemente. Pero a mi me ha ayudado a recuperar la ilusión por escribir a diario y, para mí, es lo que importa.

La meta de corregir los textos la he dejado como estaba, en 50.000 palabras. La verdad es que editar lo que escribo es lo que más pereza me da de todo el proceso de escribir y, en este sentido el NaNoWriMo me está ayudando mucho.

¿Qué estoy escribiendo? Al final sentarme en la mesa a trabajar dio sus frutos y he encontrado una historia preciosa de romántica y erótica gay que merece ser contada. Solo voy a adelantar que son tres amigos con muchos problemas en el amor.

Mi opinión sobre el NaNoWriMo

mi opinion sobre el nanowrimo para escritores

Como creo que ya he mencionado, es la primera vez que me meto en nada parecido al Camp NaNoWriMo. Y la verdad es que creo que está bien. Es estresante y puede ser muy desmotivador ver como un día tras otro no llegar a la meta de palabras, pero si eres capaz de organizarte y empiezas a escribir con las ideas claras, te será mucho más fácil llegar al objetivo que te hayas propuesto.

En este sentido (y a falta de probar el NaNoWriMo oficial en noviembre) me gusta que los CampNaNo te dejen elegir tu propia meta a la que quieres llegar. No todos los escritores somos igual ni tenemos el mismo tiempo para escribir, así que me ha parecido algo muy útil.

¿Quieres escribir tu primera novela en un mes y piensas usar el NaNoWriMo para ello? Mi consejo es que emplees el mes anterior preparándote como un loco/a/e. Empieza el día 1 con una estructura clara, con la escenas que vas a escribir en una lista apuntadas en orden, con toda la investigación previa hecha. Y lo conseguirás. Seguro.

A ver, el Nano no es Lourdes. En un mes la novela será regulera y necesitará de su buen tiempo de mejora y edición. Pero ¿creo que es posible escribir 50.000 palabras en un mes? Sin duda. Aunque estudies o trabajes. ¿Que yo no lo he conseguido? También es verdad.

En fin, os mantendré actualizados/as/es de mi aventura en el Camp NaNoWriMo. Cuando termine el mes y esto acabe, publicaré otro post con las actualizaciones finales. A ver qué tal me ha ido. Deseadme suerte.

¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *